[se produjo un error mientras se procesaba esta instrucción]
 
Artículos

¿Jubilarse? Estos lectores aún no están listos

Trabaja a los 80

En una edición reciente de "LifeTimes" se menciona a un empleado de Blue Cross and Blue Shield of Texas Creola Phelps, que se jubiló a principios de este año a sus 88. Solicitamos a otros lectores que continúan trabajando a sus ochenta años que compartan sus historias inspiradoras. Entre los que lo han hecho están Ray Klaus, 83, de Park Ridge, Ill.; John T. Denney, 86, de Elk Grove Village, Ill. y Herbert L. Weinfield, 86, de Northbrook, Ill.

Ray Klaus: Sigue volando alto
Ray Klaus es instructor de vuelo desde hace mucho tiempo y aprendió a pilotear en Wilson Airport ie Schiller Park, Ill. a mediados de la década de 1940. Nunca dejó de volar.

"El vuelo enriqueció mi vida y me demostró que es una experiencia con la que nunca se deja de aprender", escribió Klaus, que dijo haber recibido hace poco el premio FAA Master Pilot Award, un homenaje a quienes tienen 50 o más años de vuelo sin accidentes ni violaciones a las normas.

"Siempre hay algo nuevo para aprender o hacer", añadió. "Es una desdicha que la juventud actual parezca estar limitada a los juegos en computadoras y a la televisión, en vez de poder vivir una experiencia de vuelo real. Como dijo Leonardo da Vinci, "Desde que alguien tiene el gusto de volar, comienza a caminar por la Tierra con los ojos mirando al cielo, porque allí ha estado y allí siempre querrá volver".

John T. Denney: Una segunda profesión muy colorida 
John Denney informa que se jubiló del Departamento de bomberos de Elk Grove Village en 1991. Y enseguida volvió a su antiguo pasatiempo, la pintura y el dibujo, y comenzó una próspera segunda profesión como artista y maestro.

"La venta de mis obras durante muchos años me condujo a enseñar dibujo y acuarela", escribió.

"Durante muchos años fui tutor en Harper College en Palatine, Ill.", añadió, "y ahora enseño en Arlington Heights (Ill.) Senior Center".

Herbert L. Weinfield: Sigue ejerciendo la odontología

Dr. Herbert Weinfield escribió: "Al jubilarme en 2006 a los 80 años después de haber ejercido la odontología durante 58 años (con nuestra hija Lois desde 1988), pensé que dedicarme a mi otra pasión de coleccionar máquinas tragamonedas, a viajar, al hogar y a la familia sería suficiente.  ¡Error!

"Tenía que buscar algo interesante para hacer. Durante aproximadamente los últimos cinco años he trabajado como empleado de grupos odontológicos que van a las escuelas y guarderías del área metropolitana de Chicago. Con equipos portátiles, nuestros equipos hacen exámenes médicos, programas educativos, limpiezas, usan selladores y hacen tratamientos de flúor. Es un trabajo muy profesional y personalmente satisfactorio. Estamos tratando de evitar los problemas dentales antes de que ocurran, en vez de tratarlos una vez que ocurren".

El Dr. Weinfield dice que trabaja alrededor de cinco horas diarias, entre uno y cinco días por semana durante el año escolar. Explica que con su profesión extendida visita los alrededores de Chicago y muchas ciudades. Y como si esto fuera poco, está en contacto con muchas personas y vecindarios nuevos e interesantes. "Me divierto".

¡Y dondequiera que lo lleve el trabajo, siempre está buscando máquinas tragamonedas viejas para agregar a su colección!